Puerto del Plata

Vino corpulento, de color negro y menisco caramelo.

Desde $840.00

Limpiar
OCASIÓN PARA ABRIR:

Luego de una cena, nos sentamos frente a la estufa encendida en un sillón de cuero a seguir la charla en un ambiente más sereno. Es un vino que permite seguir por horas charlando con una delicadeza en la mano y un puro en la otra.

COMPOSICIÓN VARIETAL:

Uvas pasas de Tannat

CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN:

700 botellas al año, se suele acabar durante el invierno. Consulte por stock.

Presentación

Personalización 100%, Presentación Arpillera, Sin Presentación

Puerto del plata 2018:

Se trata Tannat como si fuera para Ímpetu. Se cosecha ya muy maduro, cuando el pH aumenta y se forma la pasa de uva. El rendimiento es muy bajo, menor al 15% de la capacidad del viñedo debido a la deshidratación.

En bodega se hace una selección minuciosa de los racimos. Para que el jugo entre en contacto con las levaduras de los hollejos, la uva se muele más que lo normal. Sin maceración prefermentativa ni control de temperatura, se fermenta. Se llena el tanque, de forma que siempre esté hundido el sombrero. Ahí se dejó macerando y fermentando lentamente durante 6 meses, hasta que las levaduras nativas transformen todo el azúcar en alcohol. Se prensa y pasa a barricas de 225 litros y se queda tres años sin rellenar. En la mitad del cuarto invierno se embotella sin filtrar, aprovechando la clarificación natural del barril.Puede contener sedimentos.

El resultado es un vino corpulento, de color negro y menisco caramelo, ocre que muestra su avanzada oxidación. Un equilibrio entre grandes concentraciones de acidez, taninos y alcohol. Aromas a regaliz, higos maduros, humo, avellanas, tierra, trufas, eucalipto. Es perfecto para la transición entre el postre y habano o café. Acompaña muy bien postres con chocolate, o derivados de lácteos. 

369 botellas de 500ml