, ,

EQUILIBRIO 2015

Un vino de ultra larga guarda, a base de Tannat, que se pudiera beber antes que su predecesor del 2011.
Nace un vino estilizado.

Desde $1,650.00

Limpiar
OCASIÓN PARA ABRIR:

Es un vino que puede ser tomado como único vino de la jornada. Acompaña bien cualquier alimento, en cualquier momento del dia. Fue galardonado con la doble medalla de oro en Sakura Awards Tokyo 2019 en la clasificación A (Vinos de mayor precio).

COMPOSICIÓN VARIETAL:

Tannat – Merlot – Malbec

CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN:

4800 botellas/año. Están a la venta las ediciones 2011 y 2018. Está por embotellar 2020.

Presentación

Personalización 100%, Presentación Arpillera, Presentación Cuero, Sin Presentación

Dadas las características de lluvia y sol, el 2015 es uno de los mejores años de los últimos 20. Se desbrota, deshoja, y ralea el Merlot de la espaldera en alta densidad, produciendo 6.000 kg/ha de una uva excepcional. Se cosecha a mano, se enfría en un reefer a 2ºC durante 24 horas. En bodega, se selecciona el racimo y la uva, se muele y se pone en el tanque y se sangra todo lo posible, quedando cáscara, semilla, pulpa y una mínima cantidad de jugo. Se cosecha el Tannat (frío, selección racimo y uva) no se muele, ni se sangra y se le agrega encima de ese mosto de Merlot. Se deja macerando el mosto por debajo de 10 ºC y comienza la fermentación a temperaturas controladas con remontajes muy delicados y prolongados, de casi 10 veces el tiempo normal. Una vez terminada la fermentación, se deja macerando nuevamente, más del doble de lo normal (68 días en total). Esto se hace sólo entre dos personas, variando el protocolo 2 veces/día dependiendo de la cata de la mañana y la tarde.

Luego se pasa a barricas de roble francés, americano y húngaro, donde permanecen distintos períodos de tiempo dependiendo de las características desarrolladas. Una vez terminado este período se catan buscando la mejor proporción posible y se mezclan los caldos, se les agrega un 2% de un Malbec proveniente de una viña de más de 100 años y se envasa.

El Resultado: Se logró así un vino que permite ser tomado en una fiesta, sin sentir ningún tipo de aspereza o por el contrario, puede acompañar un cordero asado o una comida de olla. Es un vino que tiene sus opuestos dentro. Si se toma a la ligera sin analizarlo, aparenta ser liviano, casi que fluye amablemente, mientras que si se analiza y se lo degusta correctamente, muestra todo su potencial de guarda, sus taninos firmes, se vuelve largo y complejo. Este vino ganó una Doble medalla de oro para vinos de más de 100 USD en Marzo del 2019 del mayor concurso internacional de vinos de Asia (Sakura 2019).